15 mayo, 2019
El impacto de la transformación digital de las empresas

El impacto de la transformación digital de las empresas

Desde que nació el Internet se ha ido introduciendo en los hogares, en las empresas y en los establecimientos a través de diferentes dispositivos: ordenadores, teléfonos, impresoras.

Ahora, en pleno siglo XXI, nuestra sociedad se enfrenta al cambio tecnológico y con ello, a una transformación digital más avanzada, la cual obliga a generar nuevos modelos de negocio y gestión en las organizaciones. Los cambios se están produciendo de una manera vertiginosa y, si las empresas no se adaptan a lo digital, corren riesgos importantes.

La digitalización ha afectado las exigencias de los consumidores (desean todo con cada vez mayor rapidez) y las actividades de los empleados (deben enfrentarse a la complejidad de productos tecnológicos y a la automatización de procesos).  En el mundo empresarial se habla de redes sociales, macrodatos, inteligencia artificial, software de gestión, etcétera.

Valores de la era digital

Los negocios que deseen, en primer lugar, sobrevivir a estos cambios y, posteriormente, crecer y aprovecharlos al máximo, deben interiorizar y reforzar los siguientes valores:

  • Adaptación: si no te adaptas a las nuevas herramientas tecnológicas, hasta tus clientes más fieles se retraerán. No asumir los costes de la transformación digital de las empresas, que pueden parecer muchos ahora, implica pérdidas mayores, quizá fatales, en el futuro.

 

  • Innovación: a cada problema, una solución. Todos los días en el mercado surgen necesidades que no han sido identificadas ni satisfechas. Si utilizas las tecnologías de la comunicación para procesar información, vigilar el entorno y atender las solicitudes de tus potenciales clientes, estarás en capacidad de presentar alternativas para los deseos insatisfechos de los consumidores. Por supuesto, necesitas invertir en investigación y desarrollo para efectivamente ofrecer nuevos productos con alto valor añadido.

 

  • Conocimiento: en el mundo en el que las empresas más destacadas han alcanzado esas cumbres gracias a productos innovadores, tu negocio debe mantener entre sus activos las capacidades y conocimientos de sus profesionales. Ciertamente, la lucha por el talento será una de las más arduas que enfrentarán las compañías en los próximos años. Las pequeñas y medianas empresas serán las más perjudicadas, pero hay alternativas para que tu organización no quede huérfana de profesionales capacitados: ofréceles la formación que necesitan y ayúdalos a crecer.