17 septiembre, 2019
Desconexión digital en las empresas

Desconexión digital en las empresas

Para entender el significado del término desconexión digital, es preciso conocer en que consiste el proceso previo, comúnmente conocido como digitalización o transformación digital de las empresas.

Por el proceso de transformación digital están pasando gran parte de las empresas en las últimas décadas. Este ha traído numerosas ventajas en el ámbito de trabajo, facilitando la automatización de procesos, acortando el tiempo dedicado a las tareas y aumentando la productividad de la mano de obra gracias a nuevas herramientas tecnológicas. Incluso ha provocado la creación de nuevas empresas y el surgimiento de nuevas áreas de trabajo.

Si tenemos en cuenta todas las ventajas del ya mencionado proceso de digitalización, obtenemos como conclusión una sustancial mejora de la situación de los trabajadores y de las propias empresas. Aunque no todo son ventajas, este proceso de digitalización ha llegado a unos límites inexplorados y nos están aventando a una extrema dependencia de los recursos electrónicos, tanto desde el punto de vista empresarial como personal.

Los trabajadores, en algunos casos, pasan la jornada laboral habitual en la oficina y después la continúan desde casa gracias al uso de ordenadores o teléfonos móviles, y esto se traduce en un aumento sustancial de la jornada laboral sin suponer un mayor gasto por parte de las empresas. Hasta hace poco no se había tenido en cuenta las consecuencias negativas de este fenómeno, hasta que el pasado 7 de diciembre de 2018 entró en vigor la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal y Garantía de los Derechos Digitales que, entre otras cuestiones de carácter laboral, reconoce legalmente (y por primera vez en España) el denominado derecho a la desconexión digital en el ámbito de la relación laboral.

Esta innovación de carácter legal consta de dos funciones principales:

  • Protección de la salud de los trabajadores, pues se pretende garantizar su “tiempo de descanso, permisos y vacaciones.
  • Protección de la “intimidad personal y familiar” de los trabajadores.

Se trata de una previsión que pueda beneficiar fundamentalmente a la fuerza de trabajo, aunque sea una norma de carácter extralaboral, sin embargo, genera diversas controversias a la hora de su entrada en vigor:

  • ¿Qué ocurre en caso de discrepancia entre representantes de los trabajadores respecto a estas medidas?
  • ¿Son de cumplimiento obligatorio estas normativas?
  • ¿Deben las empresas incorporar políticas de desconexión digital dentro de sus modelos de negocio? ¿Qué ocurre si esa política no se cumple?

Una colaboración mutua entre empleados y empleadores ayudará a la aceptación de la norma establecida, sin entendimiento entra ambas partes la desconexión solo traerá conflictos en el ámbito de trabajo y en lugar de mejorar la situación laboral, provocará un empeoramiento.